14 abril 2008

Abbie Hoffman



"Éramos jóvenes temerarios, arrogantes, candidos, testarudos y teníamos la razón"
Abbie Hoffman activista político, fue encontrado muerto el 12 de abril de 1989 después de haber ingerido 150 píldoras de Fenorbital. Un tipo tan locuaz y divertido dejó una nota de suicidio breve, sosa y triste: "Es demasiado tarde. No podemos ganar. Se han hecho demasiado poderosos"

Perteneciente a una familia judía de clase media, desde muy joven se involucró en actividades estudiantiles de caracter pacifista y reinvindicativo. Era partidario de usar el humor y la provocación como método de lucha y lo demostró cuando participó en la fundación del Youth International Party, nombre formal del movimiento yippie.

"Queremos para todo el mundo la posibilidad de controlar su propia vida y de cuidar de uno al otro.... No podemos tolerar actitudes, instituciones, y las máquinas cuya finalidad es la destrucción de la vida, la acumulación de beneficios". (Declaración Yippie por una Nueva Nación)

Desde ese movimiento anarquista y contracultural, bautizado con sorna por los grupos de izquierda tradicional como "groucho marxistas", se desarrollaron métodos de agitación política novedosos y anticonvencionales. He aquí algunos de ellos:

"En octubre de 1967, 75.000 opositores a la guerra del Vietnam se movilizaron en Washington. Mientras unos se preocupaban por un transcurso ordenado del acto (dentro de esa rutina cabalgatera de las protestas), según lo acordado con el Gobierno, otros decidieron expulsar al mismísimo diablo del Pentágono. Y no solo eso, sino que incluso dieron a conocer sus exorcistas intenciones en una rueda de prensa. Numerosos santos rodearían el Pentágono en un ritual sagrado de exorcismo acompañados de salmos y espirituales percusiones. 1.200 personas crearían un poderoso anillo que haría levitar el diabólico edificio. La salida de todas las energía malignas se constataría con la mutación coloreada del edificio a una altura determinada. En ese momento se acabaría la guerra del Vietnam. En casi toda la prensa norteamericana apareció la visión del Pentágono como encarnación del mal.
Antes, el 24 de agosto de 1967, los yippies aparecieron sonriendo en la galería de la Bolsa de Nueva York. Como si soltaran palomas en un acto de solidaridad con algún broker muerto, lanzaron puñados de billetes (la mayoría falsos) hacia donde estaban los corredores gruñían. Ante tal chaparrón de cashflow, la mayoría cesó en su jerga de números y gritos y comenzó a agacharse para recoger charquitos de verdes. Algunos brokers, como habitantes de un país con sequía, empezaron a pelearse frenéticamente para agarrar el dinero. Hoffman afirmó estar intentando mostrar que eso es lo que los agentes de Bolsa del NYSE "ya estaban haciendo". El NYSE entonces instaló barreras en la galería, para prevenir que desaprensivos como estos no volvieran a interferir con el intercambio monetario otra vez "(Lisergia.net: manual de supervivencia para una nueva era)"

"Hoffman fue arrestado y juzgado por "conspiración" e "incitación de disturbios" por el papel que desempeñó en las protestas en oposición a la guerra de Vietnam, que llevaron a confrontaciones violentas con la policía durante la Convención Nacional Demócrata de 1968 en Chicago. Formaba parte del grupo que llegó a conocerse como los Chicago Seven. El juicio fue presidido por el juez Julius Hoffman (que no tenía ninguna relación con Abbie, y de lo que Abbie se mofó durante todo el juicio). Las ocurrencias de Abbie Hoffman muchas veces llegaban a los titulares de los periódicos; cierto día, los acusados Hoffman y Rubin aparecieron en el tribunal vestidos con togas judiciales, mientras que en otra ocasión, Hoffman juró como testigo con su mano haciendo un corte de mangas.
El juez Hoffman se convirtió en el blanco preferido de los defensores de los Chicago Seven, quienes muchas veces insultaban al juez a la cara. Abbie Hoffman le dijo al juez Hoffman "usted es una vergüenza para los judíos. Mejor hubiera sido que colaborara con Hitler." Luego agregó "su idea de justicia es la única obscenidad en este recinto...

Hoffman y otros cuatro compañeros fueron encontrados culpables de incitar a rebelión popular. Al recibir la sentencia, Hoffman sugirió al juez que probase LSD y se ofreció para ponerle en contacto con un "traficante que conocía en Florida." Cada uno de los cinco fue sentenciado a cinco años de prisión y una multa de 5,000 dólares.
Todas las condenas fueron posteriormente revocadas por la corte de apelaciones del séptimo circuito, y ninguno fue finalmente a la cárcel...
En 1971, Hoffman publicó la obra Roba este libro, que daba consejos a los lectores sobre cómo hacer para vivir gratis. Muchos de sus lectores siguieron el consejo de Hoffman y robaron el libro, por lo que numerosas librerías se negaban a tenerlo en sus anaqueles...
...Hoffman fue arrestado en 1973 por intento de vender y distribuir cocaína. Siempre sostuvo que agentes encubiertos de la policía lo habían inducido a un negocio de drogas y le habían colocado valijas con cocaína en su oficina.(Wikipedia: entrada Abbie Hoffmann)
"Hoffman sobrevivió gracias a tarjetas de identidad falsas y trabajos intermitentes. Finalmente, se hizo la cirugía plástica y adoptó una personalidad totalmente nueva como "Barry Freed". "(Lisergia.net: manual de supervivencia para una nueva era)
"...utilizando el nombre de "Barry Freed", ayudó a coordinar una campaña sobre el medio ambiente a favor del St. Lawrence River (Save the River organization). En 1980 se rindió ante las autoridades y recibió un año de sentencia."
(Wikipedia: entrada Abbie Hoffmann)
Cuando murió tenía 52 años y estaba deprimido por la enfermedad de su madre.


2 comentarios:

  1. Tengo que ponerme al día y leerme todo lo que tengo atrasado. Una de mis prioridades es el blog de mi doktor favorito.

    Mil besos y gracias, como siempre, por sus estupendos artículos y la información, doktorcito.

    B.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Guinda por leer este blog.

    ResponderEliminar